Una Proposición A Mi Marido

Recientemente, un novelista de el día de hoy, Juan José Millás, recogía en volumen parte de sus colaboraciones periodísticas bajo el título de Articuentos. Karen se levanta enredándose un poco con los auriculares pero sin dejar de masturbarse, ahora si se ve meridianamente, su abdomen desde el ombligo cara abajo, su bello sexo y una parte de los muslos, y sus dedos que de forma delicada acarician su vulva de adelante atrás y de vez en cuando pequeños círculos por encima de su clítoris que la hacen estremecer, prosigue así por poco tiempo.
Amor, odio, deseo y celos son los elementos con los que se teje la trama de esta historia, en la que su protagonista está enamorada de un hombre, pero se somete a los deseos de otro que es, además, el padre de su fallecido marido. Si no te sientes cómodo inventando historias de la nada, busca una gaceta un Web site que ofrezca relatos eróticos y léeselos a tu amante. Al cabo pudo más el amor que el haragán miedo que semejante profanación me inspiraba, y con gran habilidad logré arrancar el vidrio y dejar patente la plancha de marfil. Sus dientes blancos relucían en la semi oscuridad y sus pantalones blancos largos le marcaban el culo.
Es sacrificar ese amor a tu prójimo y convertirlo en esperanza infinita, en inteligencia incontrolable… en un amor poderoso… mirar hacia adelante y no tenerle miedo a nada, ni siquiera a tus propios fallos y solo batallar por ser el mejor. Mariza, su amiga de toda la vida, entendería que no le hubiera dado tiempo de terminar de preparar la habilitación en la que ella iba a dormir. A fin de animar la tertulia, se me ocurrió leer en alto versos y novelas románticas.
Cuando supo que estaba dentro de la habitación, abrió las cortinas de plástico, desplazándolas hacia a ambos lados de su cuerpo, exponiéndolo totalmente y regalándole una bonita visión de este, a un desconocido como pudo revisar rápidamente. Hasta llegué al punto de imaginarme haciéndole sexo anal y ella chillando de placer recibiendo las caricias de mis manos en su clítoris y vagina. A fin de que no vuelva suceder zpornogratis.xxx paises no admiten el trasplante de órganos de suicida.
Del mismo siglo data la idea del Don Juan , personaje masculino seductor y osado que jamás encuentra satisfacción plena en sus conquistas, razón por la que se embarca una y otra vez en la tarea de la seducción, renunciando al amor. Cuando entramos, fue premonitorio, Sabor de Amor de Danza Invisible flotaba en el ambiente…”Labios de fresa, sabor de amor, pulpa de la fruta de la pasión…”.Cómo me agradaba aquella canción…Fuimos hasta la barra y pedí mi cacaolat con licor cuarenta y tres, y allí estaba él, en la barra con unos amigos, muy, muy guapo,¡ éramos tan jóvenes! Estos relatos admiten una lectura independiente, aunque estén unidos por el hilo conductor de la jocosidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>